La menopausia y nuestra actitud.

Change celebra la diversidad femenina

La menopausia es el cese de la menstruación (hasta aquí todas los tenemos claro). La edad normal en que las mujeres dejamos de tener “el ciclo” está entre los 45 y los 55 años. Que disminuyan o incluso desparezcan algunas hormonas femeninas afecta a algunos órganos de nuestro cuerpo pero no debe afectar a nuestra feminidad. Nuestra actitud es clave para disfrutar de esta nueva etapa.

Síntomas

Todas somos únicas y por lo tanto los síntomas son más o menos acentuados entre nosotras. Además, nuestra actitud y un gran número de opciones terapéuticas pueden ayudar a minimizar estos síntomas.

  • Ciclos menstruales irregulares. Ya puedes olvidarte de hacer planes a dos meses vista.
  • Mareos, bochornos (vamos el típico sofocón) e insomnio. Un buena opción es utilizar pijamas finos y de fibras naturales que permitan transpirar a nuestra piel.
  • Sequedad vaginal. Puede provocar dolor durante el coito si no se utiliza lubricación vaginal así que … ya sabes. Hazlo con naturalidad y que él participe del proceso.
  • Cambios emocionales. Vamos que llorar o irritarnos sin motivo alguno formará parte de nuestro día a día. Cómprate un conjunto nuevo para que desaparezca el mal humor.
  • Cambios en la figura corporal y obesidad. Se acabó la pereza. Hay que caminar un mínimo de 1 hora diaria. Ten en cuenta que no sólo se trata de un cambio estético, sino que afecta al riesgo cardiovascular. Recuerda medirte como mínimo una vez al año para llevar siempre la talla de sujetador correcta. En esta época es especialmente importante a nivel emocional, estético y de salud. Nuestra actitud cambiará totalmente nuestra percepción ante los demás.
  • La Osteoporosis es una disminución de la masa ósea y un aumento de la fragilidad de los huesos. “Love yourself” para seguir estando en forma. Vigila tu peso (el sobrepeso es enemigo de los huesos), mantén una actividad diaria mínima y es posible que debas adaptar tu alimentación, pero no renunciar a los placeres de la mesa.
  • Cambio del deseo sexual. No se trata de un pérdida del deseo sexual sino de una nueva etapa. Si bien los cambios hormonales (como la disminución del estrógeno y/o testosterona) pueden influir negativamente en el deseo, la respuesta sexual está condicionada en gran parte por factores afectivos, fantasías, grado de intimidad y pasión sexual.

Actitud

Ante este aluvión de síntomas el mejor remedio somos nostras. Nuestra actitud determinará cómo adaptarnos a nuestra juventud acumulada. Ahora te conoces mejor y ésta será tu mejor arma de ataque. Nuevos placeres nos esperan y hay que saber disfrutar y cuidarse. Un balneario, un fin de semana romántico, un buen libro, una cena con las amigas o una tarde de compras.

Love Yourself.

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *