San Valentín, algo más que una estrategia de venta.

San Valentín

Muchas de vosotras pensáis que San Valentín no es más que un día que se inventaron las grandes empresas del comercio para vender más. Para nosotras es algo más que esto, es mucho más que una excusa para vender conjuntos de lencería.

Para nosotras es el día en que se celebra el amor. Sí, ya sabemos que todos los días son buenos para demostrar amor y que no hace falta que sea un día señalado para decirle a tus seres queridos que los quieres. Pero… ¿Es que algo tan bonito y especial como el amor no se merece un día en el que se celebre al máximo?

Nosotras pensamos que sí, por eso te traemos unas pocas ideas para sorprender, en este caso a tu pareja. Pero algunas de estas ideas también se puedes regalar otras personas a las que quieras.

4 ideas para celebrar San Valentín

La vida nos lleva con un ritmo que difícilmente nos deja pararnos a disfrutar de los momentos. A menudo damos las cosas por sentadas y no decimos lo que sentimos. Por eso días como San Valentín son fenomenales para parar y decir todo aquello que siente tu corazón.

Algunas formas bien originales de hacerlo son estas:

San Valentín
Fuente: Pinterest

– Pon en un bote de cristal lleno de papelitos con todas aquellas cosas que te gustan, te encantan  y que te vuelven loca de tu pareja. Pon 365 papelitos para que cada día pueda sacar  uno y leer un motivo por el que te enamoraste. <3

Además puedes decorar el bote como tu quieras pero una forma bonita y elegante es con pegatinas para escribir estilo pizarra. 😀

 

 

San Valentín

– Si tu pareja es golosa no dudes en optar por unos bombones, de esos que vienen en caja. Abre la caja y pon un mensaje bien sincero en la tapa para que lo vea al levantarla. Y no te quedes ahí, esconde debajo de cada bombón una palabra bonita. De esta forma, cada vez que coja un bombón la experiencia será más dulce y se llevará un bocado de San Valentín aunque ya haya pasado el día.

Dale un toque más picante a este San Valentín

San Valentín – No hay mejor regalo que tú así que… ¡Sorprende! ¿Cómo? Es sencillo, compra un conjunto de sujetador y braguitas bien sexy (no olvides comprar tu talla correcta para lucir estupenda y sobretodo ir cómoda ;D)  y una cinta de raso.

Recibe a tu pareja con el conjunto puesto y con la cinta de raso… Átala a tu cuello o tu cintura haciendo un lazo. ¡¡Seguro que le encanta la sorpresa!!

 

San Valentín

 

– ¡Atrévete! Tenemos un producto muy especial… Se trata de una esposas, pero no unas cualquiera. Son elegantes y parecen unas pulseras. Idea: Id a cenar, lleva las esposas puestas pero sin la cadena que las une, sólo como si fueran pulseras convencionales.

En el momento de la cena que creas oportuno, dale una cajita con la cadena que las une a tu pareja. Seguramente se quede desconcertado, en ese momento… muestra tus “pulseras” y deja el resto a la imaginación… Seguro que no tarda en ver todas las posibilidades… 😉

Espero que os gusten estas ideas para hacer de este día a priori comercial, un día que recuerdes durante mucho tiempo. Sé tú, no fuerces y deja que hable el corazón, al final él siempre sabe lo que hay que decir, ¿no? 🙂

Quizás te pueda gustar

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *