Sexy vs Cómodo ¿Es compatible?




Claro que SI!. De hecho no hay nada más sexy que estar segura de tí misma. Es evidente que los complementos te ayudarán a teatralizar tu momento pero para estar sexy solo necesitas una mirada. Si lo que quieres es que tu pareja se derrita sigue estos consejos:

Coordina los colores

Utiliza lencería coordinada. Olvídate de llevar una braguita de algodón de un color distinto a tu sujetador. Escoge braguita o tanga según tu estilo. Te sentirás más segura sin renunciar a la comodidad. NO hay reglas escritas sobre el encaje, los colores o la forma. Sé tú misma y no te “disfraces” si  no te hace sentir bien.

Acierta con el patrón que mejor te sienta

Hay un patrón para cada tipo de pecho. Escoge bien el patrón en función de lo que quieras conseguir pero ten en cuenta siempre el vestido, blusa o camiseta que llevarás. Para estar segura, pruébate el sujetador con la prenda que vayas a llevar puesta. El efecto del sujetador se nota realmente cuando te pones tu ropa encima.

Sujetador novia CHANGE lingerie

No te equivoques con tu talla de sujetador

Para realzar un pecho hay que llevar la talla de sujetador correcta. El efecto (tanto para realzar como para redondear o reducir) lo hace el patrón, no la talla.

Maquillaje

Maquíllate en función del momento. No es lo mismo el maquillaje de día que de noche. Tampoco es lo mismo si estamos en verano que en invierno. Vigila con los colores y recuerda que menos es más en muchos casos. No se trata de pinturas para la guerra sino para el amor.

Recuerda que para estar sexy debes sentirte sexy. No te pongas nada que no vaya con tu estilo y no pretendas ser quien no eres.

Love Yourself.

 

Quizás te pueda gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.