El secreto para evitar el pecho caído

La naturaleza es sabia pero no siempre juega a nuestro favor. La gravedad y el paso de los años provocan que poco a poco se nos quede el pecho caído. El peso de las glándulas mamarias es considerable, sobre todo cuando el pecho es grande, y la ley de la gravedad y la pérdida de elasticidad de nuestra musculatura pectoral provocan que la mama vaya perdiendo firmeza. El mejor remedio está en el ejercicio y la constancia.

Continue Reading

Noche de chicas. Tú y tus amigas

¿Cuánto hace que no sales con tus amigas? ¿Sabes que está demostrado que si salimos nosotras nos reímos más que cuando salimos varias parejas?. ¿Es que los hombres no nos entienden?

La verdad es que la complicidad que se genera en una noche de chicas no se supera cuando también están ellos. No es nada en su contra y probablemente ellos también se los saben pasar bien cuando nosotras no estamos. Simplemente hay que saber encontrar el equilibrio en tu vida social.

Continue Reading

¿Cómo cuidarte a partir de los 40?

La eterna juventud no existe pero si sabes cuidarte, no la necesitarás. Saber llevar los años con elegancia es un signo de madurez y no significa “rendirse”. Como todo en esta vida, quien algo quiere, algo le cuesta. Nuestro cuerpo empieza a cambiar y debemos adaptar nuestros hábitos si queremos mantener una buena salud. Te recordamos 5 consejos para cuidarte que ya sabes pero que te da pereza seguir.

Continue Reading

Sujetador deportivo. Acierta con el que más te conviene.

Ante los nuevos propósitos del año, ¿quién no se ha planteado alguna vez hacer deporte?. Para ayudaros a escoger el sujetador deportivo ideal recuperamos este post publicado hace un tiempo.

Elegir un sujetador adecuado para hacer deporte es tan importante como escoger unas buenas deportivas para correr. El sujetador deportivo puede evitar molestias y lesiones graves en tu pecho.

¿Por qué es tan importante llevar el sujetador deportivo adecuado?

Continue Reading

Love Yourself .. tal y como eres

Ahora que se han acabado las celebraciones, comidas familiares, turrones … toca volver a la dieta sana pero no te obsesiones con la pérdida de peso. Se trata de cuidarte pero sobretodo hazlo por motivos de salud. Love Yourself y no te dejes tiranizar por el espejo.

Cuida tu dieta, haz ejercicio, duerme y sobretodo quiérete.

¿Es oro todo lo que reluce?

Continue Reading

La menopausia y nuestra actitud.

Change celebra la diversidad femenina

La menopausia es el cese de la menstruación (hasta aquí todas los tenemos claro). La edad normal en que las mujeres dejamos de tener “el ciclo” está entre los 45 y los 55 años. Que disminuyan o incluso desparezcan algunas hormonas femeninas afecta a algunos órganos de nuestro cuerpo pero no debe afectar a nuestra feminidad. Nuestra actitud es clave para disfrutar de esta nueva etapa.

Síntomas

Todas somos únicas y por lo tanto los síntomas son más o menos acentuados entre nosotras. Además, nuestra actitud y un gran número de opciones terapéuticas pueden ayudar a minimizar estos síntomas.

Continue Reading

Love Store – Nuestra misión y nuestra ilusión

Cada final de año hacemos balance de nuestras acciones, éxitos, fracasos y evolución personal. Es un ejercicio sano que realizado sin autoengaños es absolutamente recomendable. Este análisis me ha llevado a hablaros de ¿Por qué Love Store tiene los mejores sujetadores?

Nuestra misión

Un 70% de las mujeres lleva una talla de sujetador errónea. Llevar una talla de sujetador correcta tiene beneficios claros de comodidad, salud y estética.

Continue Reading

Sujetadores de algodón, ¿Por qué no se fabrican?

Sujetadores de algodón

Son muchas las clientas que vienen a nuestras tiendas preguntando si tenemos sujetadores de algodón. Cada vez más, las mujeres vamos desarrollando alergias a las fibras sintéticas. Pero también hay muchas mujeres que quieren optar por usar sólo tejidos naturales.

Sea como sea, las marcas no son muy propicias a fabricar con fibras naturales sus sujetadores, pero tiene una explicación, no es sólo por capricho. 

Continue Reading